Claves para traducir tu blog.

Todos queremos ser exitosos en la web y lo cierto es que una forma de lograrlo es traduciendo el blog que usemos, pero es más fácil decirlo que hacerlo.

¿Por qué? Simple: el cliente que habla español no tiene las mismas costumbres o gustes que el que habla árabe y sobre todo, los grandes buscadores no tienen los mismos requisitos y filtros en un idioma que en otro.

Por eso, en esta oportunidad te daremos algunas claves que no debes olvidar jamás si de traducir tu blog se trata.

Ten presente a qué público te diriges.

Es importante que antes de decidir si vas a incursionar en un mercado o no, sepas cuál es el interés de éste y en qué idioma se maneja.

Recuerda que el inglés de los EE. UU no es igual al de Inglaterra, ni el castellano de España igual al de Argentina.

Reutilización de contenidos.

Si ya tienes un blog en inglés o en español ¡reutiliza los contenidos traduciéndolos! Eso sí, ten presente que los contenidos deberán ser, muchas veces, adaptados.

¿Por qué? Piénsalo de esta manera, la partícula “do” no existe en español, pero es fundamental para armar diversas oraciones en el inglés e incluso puede funcionar como un verbo.

Las palabras claves.

Es momento de pensar en el posicionamiento web que hará que los usuarios descubran tu página.

Para eso, estudia cuáles son las palabras claves más empleadas en torno a tu contenido en el idioma al que deseas traducir tu blog y luego analiza cuáles serían las mejores para incluir.

Como te habrás dado cuenta, este punto tiene mucho que ver con el anterior, porque es muy probable que tus palabras claves varíen y cambie quizás un poco tu artículo. Pero créenos, valdrá la pena.

Realiza una lista de palabras claves.

Como traducirás todo el blog, no basta sólo con identificar las palabras de un artículo o de un contenido. Es necesario que a medida que vayas traduciendo y encontrando las mejores para posicionar tu web, las anotes.

Sobre todo, crea un glosario donde esté la palabra clave del contenido en español o en el idioma original, al lado coloca el equivalente a esa palabra clave en el idioma destino y qué significa.

Así, siempre podrás saber qué palabras claves usar en tu blog en el idioma original y cómo convertir ese contenido rápidamente en el otro idioma.

Ya hemos acabado, y hay muchas más cosas que debes tomar en cuenta si quieres traducir un blog, pero para eso hay diversas herramientas para traducir cualquier texto, así que te invitamos a consultarlas.